Historia

El proyecto nace en Cuzco en el verano de 2001. Un grupo de empresarios catalanes decide elaborar y comercializar un refresco natural, con base de hoja de coca, aprovechando sus propiedades organolépticas y nutricionales, para introducir en el mercado de las bebidas refrescantes, un producto natural, diferente, atrevido y al mismo tiempo "Socialmente comprometido".

Para ello, se inicia una colaboración con la empresa gubernamental ENACO (Empresa Nacional de la Coca), monopolizadora de la producción y comercialización de la hoja de coca en Perú, estudiando minuciosamente la legislación internacional vigente, al estar la planta en cuestión injustamente considerada como un narcótico.

Se firma un acuerdo con ENACO y la empresa catalana RFD (Royal Food & Drink), para el desarrollo y comercialización internacional de bebidas con extracto de hoja de coca.

La subsidiaria peruana de RFD, en febrero de 2004 lanza en el mercado peruano la bebida refrescante Kdrink. Inicialmente se quiso comercializar bajo la denominación “Kokkadrink”. Kokka en Aymara es Coca planta sagrada.

En el 2005, la empresa decide redefinir el producto, para comercializarlo en Europa,  trasladando al continente europeo la investigación y desarrollo del nuevo producto.